March on

Portugal. Vacaciones. Dolor en el ojo izquierdo. Pasan los días y empiezo a ver borroso. Vuelta a casa para que me vea un médico. Tras las primeras pruebas me doy cuenta de que con uno de mis ojos cerrados, no soy capaz de leer, de distinguir los colores o los rostros de la gente..

Mientras espero el diagnostico no dejo de pensar “me quedan muchas fotos por hacer” “si pierdo la vista tendré que volver a tocar la guitarra” “todavía no he visto Japón”

Pasan un par de días, el problema se agudiza y ya ni con los dos ojos abiertos soy capaz de ver con normalidad. Tengo que ingresar en el hospital del Chuac. Me llevo Mju y unos cuantos carretes de Trix400. Si voy a perder la vista, estas serán mis ultimas fotos. Tardé 6 meses en recuperarme y nunca recuperé la visión por completo pero me siento afortunado de poder seguir haciendo fotos.

Chuac, A Coruña. 2016