Dos fotos de un mismo carrete

Cada año reviso todos mis negativos un par de veces.
El paso del tiempo y la perspectiva que me ofrece aporta consistencia a mi trabajo. Me permite separarme de las fotografías, ver un nexo entre ellas y darle forma a proyectos. Me ayuda también a conocerme más a mi mismo descubriendo inquietudes a través lo fotografiado.

Los carretes se amontonan durante meses, revelas sin saber que fotos te vas a encontrar ni cuando ni donde las has hecho.
A veces ocurre la magia y el tiempo no importa. A veces, dos fotos de un mismo carrete.

  /  Permalink  /    /